Formación en Centros de Trabajo. Confebask entrega los diplomas

Centro-Formativo-Otxarkoaga-FCT-ConfebaskCentro-Formativo-Otxarkoaga-FCT-Confebask
El 1 de diciembre tuvo lugar en el Palacio Euskalduna el acto organizado por Confebask sobre la Formación en Centros de Trabajo, con representación del alumnado del Centro Formativo Otxarkoaga, que realizaron la FCT en el extranjero y en Bizkaia.
En la mesa presidencial el Presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, la Consejera de Educación, Cristina Uriarte y el Viceconsejero de Formación Profesional, Jorge Arévalo. La animación corrió a cargo de Karlos Argiñano.
Centro-Formativo-Otxarkoaga-FCT-ConfebaskSe entregaron los diplomas a una representación del alumnado (más de 12.000) que había realizado la Formación en Centros de Trabajo (prácticas en empresa) durante el curso 2015-16.
En su discurso, el presidente de Confebask, Roberto Larrañaga, ha vuelto  a destacar este año  la ‘colaboración a todos los niveles entre gobierno vasco, y en concreto el Departamento de Educación que dirige la Consejera Cristina Uriarte, centros de FP, tutores, instructores, empresas y Confebask’, algo que considera es ‘la clave del éxito de un modelo que hoy es día es citado por la propia Comisión Europea como un modelo de referencia’.
La Consejera de Educación Cristina Uriarte, resaltó el gran trabajo que están realizando los centros de formación profesional y agradeció a los tutores y tutoras su gran trabajo para poder llevar adelante éstos programas. Hizo así mismo hincapié en la importancia de seguir impulsando la formación profesional Dual como un pilar fundamental para la mejora de la empleabilidad de las personas y el reforzamiento de la competitividad de las empresas. Así mismo indicó que “ La formación profesional es un elemento que refuerza la equidad, favorece la igualdad y fortalece la cohesión social”
Por su parte Karlos Argiñano se recalcó la importancia de la FP, de hacer lo que nos motiva y de poner empeño e ilusión tanto en el aprendizaje, como en la búsqueda de trabajo y, por supuesto, en el propio trabajo… todo “con fundamento”.

«