Cómo gestionar la diversidad en Formación Profesional

Centro Formativo Otxarkoaga-Diversidad

Cuando hablamos de “diversidad” lo primero que pensamos es en el alumnado. Y, en el Centro Formativo Otxarkoaga vemos las siguientes diversidades:

  • la de edades.
  • la de competencias previas en el alumnado.
  • la de formas de aprender.
  • la de intereses: pasarlo bien, aprender un oficio…
  • Y, si seguimos las teorías de Howard Gardner, la diversidad de inteligencias desarrolladas a diferentes niveles en cada uno o de ellos y ellas.
Centro Formativo Otxarkoaga-Electricidad

Centro Formativo Otxarkoaga-Electricidad

Esta diversidad ha puesto en crisis a una parte del profesorado: alumnado que se aburre, dificultad para llegar a todo el alumnado y a toda la materia…

¿Cómo responde a esta diversidad en la formación profesional el Centro Formativo Otxarkoaga?

  • Realizamos una evaluación inicial, para conocer las competencias previas y plantearnos la enseñanza desde las zonas próximas de aprendizaje de nuestro alumnado.
  • Trabajamos con metodologías activas
    • Que modifican los roles tanto del profesorado como del alumnado:
      • Dan protagonismo al alumnado.
      • Sitúan al profesorado como acompañante, guía, coeducador
    • Que les prepara en competencias tanto técnicas como transversales.
    • Que les enseña a aprender a aprender.
    • Que hacen las clases más agradables, dinámicas y motivadoras.
  • Utilizamos los medios tecnológicos necesarios para responder a las necesidades de nuestro alumnado.

Pero además en el Centro Formativo Otxarkoaga nos estamos dando cuenta de que lo que se aprende, las competencias que se van adquiriendo, no dependen sólo de lo que enseñamos y de cómo lo hacemos. Nuestro alumnado aprende rápidamente cómo evaluamos, a qué le damos importancia al poner las notas, y, por lo tanto va a aprender en relación a ello. “Dime como evalúas y te diré a qué le das importancia y, por lo tanto, también te podré decir qué van a aprender tus alumnos y alumnas”.

Como consecuencia en nuestra formación profesional potenciamos:

  • La evaluación continua del aprendizaje que se va logrando día a día y que nos permite conocer cómo avanza cada alumno o alumna.
  • El protagonismo del alumnado también en estas evaluaciones, facilitándoles su participación por medio de las autoevaluaciones y las coevaluaciones.
  • Y, respecto a la evaluación final, tenemos que poner en marcha nuevos instrumentos que nos permitan evaluar más fácilmente las competencias logradas. En muchos de nuestros ciclos estamos acostumbrados a evaluar las que son más técnicas, más prácticas, y estamos en proceso de cambio en el cómo evaluamos las más teóricas, las conceptuales y, sobre todo, las transversales.
Centro Formativo Otxarkoaga Soldadura-Calderería

Centro Formativo Otxarkoaga Soldadura-Calderería

En este sentido, podemos contar con dinámicas como el “diario reflexivo”, rúbricas, portfolio, organizadores gráficos…

En nuestro Centro hay más diversidad que la del alumnado, y a ella nos vamos a referir a continuación: la diversidad del profesorado y de empresas con las que nos relacionamos.

Comencemos por la que tenemos dentro de nuestros edificios: ¿Cómo trabajar la diversidad de nuestro profesorado para que sea una riqueza? Y, sobre todo, ¿cómo trabajar para lograr que desarrolle una cada vez mayor implicación, creatividad, innovación y trabajo en equipo? Todo ello, para que redunde en la mejora de la enseñanza y aumente su satisfacción personal.

Como con el alumnado, también en este aspecto tenemos que reconocer que, en el Centro Formativo Otxarkoaga hemos hecho importantes avances:

  • Periódicamente, establecemos una autoevaluación del profesorado en relación a sus competencias. Y, a ella, le añadimos la evaluación del desempeño en la que participa el alumnado de formación profesional. No es evaluar por evaluar, sino un camino para descubrir necesidades de formación y/o adaptación.
  • También estamos desplegando trabajos en equipo. No podemos seguir con aquello de que “cada maestrillo tiene su librillo” y allá cada uno o cada una. Para potenciar estos equipos, vamos desarrollando métodos, retos… que lleva al profesorado a preparar sus clases en grupo, llegando a acuerdos de qué y cómo enseñar.
  • Trabajamos la creatividad, la innovación y la aportación de sugerencias: se despliegan tablones donde se recogen en post-it ideas (no importa que parezcan descabelladas), o se trabaja con los “Sombreros de Bono”, se potencian equipos multidisciplinares para hacer propuestas…
  • Se realiza formación entre centros, visitas… benchmarking.
  • Se aprovechan medios que el Gobierno Vasco pone a nuestra disposición, como Tknika, Berritzegunes… y también trabajamos con la administración más cercana: el Ayuntamiento.
  • Se trabaja en relación al reconocimiento, conciliación de vida laboral, personal y familiar… para potenciar la satisfacción e implicación.
Centro Formativo Otxarkoaga - Reparación vehículos

Centro Formativo Otxarkoaga – Reparación vehículos

Pero hay más propuestas para la mejora del profesorado que es la pieadra angular del proyecto del Centro Formativo Otxarkoaga:

  • La posibilidad de utilizar la coevaluación entre las personas docentes: que unas entren en aulas de otras para, desde el compañerismo y el trabajo en equipo, poder ayudar en la mejora continua.
  • El trabajo por sentir el centro como algo propio. Y aquí, una de las cuestiones que se pueden trabajar, es el de la alineación de los valores y visión de las personas con las del centro.
  • El uso de un marketing interno que impulse la proactividad en la orientación al cliente (alumnado, familias, empresas, sociedad).
  • El despliegue de un liderazgo transformacional que potencie el sentimiento de pertenencia e implicación, porque sienten el centro educativo como algo propio.

Pero en la formación profesional no solo hay un alumnado y un profesorado diverso. También contamos con diversidad entre las empresas con las que nos relacionamos, siendo además un aspecto al que, en los últimos años, le estamos dedicando mucha energía: formación en alternancia, Hezibi, Lehen Aukera

Para compatibilizar sus intereses con los nuestros, unos intereses de especialización, eficacia y eficiencia, con otros más generales, de formación técnica e integral de la persona apuntamos tres ideas:

  • Evaluación inicial de la empresa para detectar sus necesidades en relación con las competencias que requiere en las personas que incorpora a su actividad, tanto en la fase de formación compartida como en la de contratación final.
  • Generación de expectativas adecuadas, para que las empresas tengan un conocimiento de las posibilidades reales de los centros formativos y puedan colaborar eficazmente con ellos.
  • Establecimiento de una colaboración mutua en todo el proceso formativo.

Por último, y volviendo al alumnado, queremos traer aquí a un colectivo que le tenemos “marginado” dentro de nuestra formación profesional: el alumnado con necesidades educativas especiales. Es llamativo que la última ley que empezó a regular la formación de este alumnado date de 1998, pero nunca ha llegado a concretarse en relación a su formación para el trabajo. Sobre todo, en estos momentos de crisis, como son una “minoría silenciosa”, pueden seguir siendo durante años los eternos olvidados. Les tenemos ahí, en las Aulas de Aprendizaje y Tareas, pero sin un reconocimiento oficial de su formación. Pero ellos y ellas también tienen derecho a una vida personal, social y laboral digna.

Fuente: Hetel


«