Centro Formativo Otxarkoaga: la acogida